El Producto Interno Bruto PIB

PIB

El Producto Interno Bruto PIB  se define como el valor monetario de los Bienes y Servicios que se producen durante un período de tiempo dentro de las fronteras de un país. Este valor generalmente se calcula sobre una base anual; este incluye el consumo privado y público; gastos del gobierno, las inversiones y las exportaciones. Es una medida de toda la actividad económica en un país.

El PIB es un indicador de la salud económica de un país y su nivel de vida. Este puede ser utilizado para comparar la productividad de cada país con un alto grado de precisión. Los ajustes por inflación cada año permite la comparación de las mediciones de fisuras actuales del Producto Interno Bruto.

 

El Producto Interno Bruto de una nación de cualquier período se puede medir como un porcentaje relativo a años o anteriores trimestres, y al medirlo de esta manera, el Producto Interno Bruto se puede seguir durante largos períodos de tiempo y se puede determinar crecimiento económico o si una economía se encuentra recesión.

El Producto Interno Bruto como indicador económico, se debe en parte a u medida de valor añadido a través de los procesos económicos es decir, si se construye un barco, el PIB no refleja el valor de la nave terminada, sino la diferencia en los valores de la nave completado y de los materiales utilizados en su construcción. Este indicador determina el éxito o fracaso de la política económica.

El Producto Interno Bruto se determina bajo tres enfoques que son, el gasto, la producción y el método de la renta.

El enfoque del gasto mide la suma total de todos los productos que fueron usados en la elaboración de un producto final destinado a la venta, el costo total de los materiales y servicios que se prestaron para la construcción del mismo.

El enfoque de la producción se puede determinar como el reverso del enfoque del gasto; este enfoque estima el valor total de la producción económica y deduce los costos de los bienes intermedios que se consumen en este proceso, incluyendo la de los materiales y servicios.

El tercer y último enfoque, es el enfoque de ingresos; se puede definir como un intermediario entre los enfoques anteriores. Este enfoque mide el Producto Interno Bruto a través de un total de ingresos que se toman en todos los niveles y mediante el uso de los ingresos brutos tanto en la productividad como en los gastos que implican implícitamente.

En las últimas décadas, los gobiernos han creado diversas modificaciones matizadas en los intentos de aumentar la precisión y la especificidad del Producto Interno Bruto. Algunos medios de calcular el PIB también han evolucionado continuamente desde su concepción a fin de mantenerse al día con la evolución de las mediciones de la actividad industrial, la generación y el consumo de nuevas formas emergentes de los activos intangibles.

 

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar